Cuando el consultor es producto de sus tácticas

homeblogcuando-el-consultor-es-producto-de-sus-tacticas

El negocio de los seguros evoluciona constantemente, y el consultor de seguros necesita estar consciente de esto, pues debe pensar su labor como una manera estratégica, para no quedar a la deriva y ser arrastrado por las crisis económicas o superado por las competencias.

 

Un consultor no vende un producto tangible que genere deseo por sí mismo, por lo tanto, debe basar su estrategia de aproximación al consumidor en base a su capacidad de construir relaciones con clientes y mantenerlas en el largo plazo.

 

Para esto va a necesitar un plan de marketing sólido al cual apegarse. Lo primero y más importante es que un consultor conozca y comprenda las necesidades y preocupaciones de su cliente, así determinará las tácticas más efectivas de alcanzarla, motivar y conectarse con ella.

 

Existen diferentes estrategias para la venta de seguros. La más clara y efectiva es la venta a través de un espacio físico fijo, que le permitirá recibir clientes que ya vienen predispuestos por las ofertas.

 

En estos casos se requiere visibilidad, y el marketing de proximidad nos ofrece herramientas para mostrarnos de manera segmentada por localización y proximidad, siendo esta una de las formas más eficientes de publicidad online.

 

Otra estrategia es la de los “referidos”. Que trata sobre la recomendación que hace un cliente satisfecho con algún allegado, nos posiciona de manera preferencial por sobre la competencia.

 

Por último, la llamada “venta en frío”, que es cuando el consultor sale a ofrecer el producto sin ninguna de las ventajas anteriores. Para paliar esta circunstancia el marketing digital y el internet en general nos provee de herramientas que nos permiten obtener información valiosa del público en general y en particular.